Guía sobre el Dicom en Chile: Qué es y cómo salir de ahí | Audio Blog

Guía sobre el Dicom en Chile: Qué es y cómo salir de ahí

Índice

¿Qué hacer si te demandan por deudas? ¡Una guía completa para evitar el embargo de bienes!

Deudas
Guía sobre el Dicom en Chile: Qué es y cómo salir de ahí | Audio Blog
14:11

Uno de los mayores temores al sobreendeudarse es estar en DICOM. Este certificado de antecedentes de los deudores afecta a quienes atraviesan por problemas económicos y no pueden pagar sus obligaciones.

Estar en DICOM cierra puertas: Limita  el acceso para optar a soluciones financieras, celebrar algunos contratos e incluso estigmatiza a las personas en nuestro país.

Si bien mucho se teme, poco se sabe sobre cómo funcionan los boletines comerciales y qué medidas se pueden tomar para salir de DICOM y no volver a entrar.

En Total Abogados queremos que revises esta guía completa sobre el DICOM en Chile para que puedas tomar decisiones informadas respecto a tu situación financiera.

Te advertimos que más allá de este contenido, siempre debes buscar asesoría de abogados y abogadas expertas en materia de deudas. Mientras antes, mejor.

¿Qué es el DICOM?

El Directorio de Información Comercial, también conocido como DICOM, es el nombre que se le puso a una herramienta privada que pertenece a la empresa Equifax. Se trata de un registro de deudas e información financiera de personas naturales y empresas en Chile.

El DICOM no es el único registro que tiene nuestro país. Existen otras empresas privadas que ofrecen soluciones similares como Infocheck, que ofrece reportes con información muy completa sobre la situación crediticia de una persona natural o jurídica.

De todas formas, el registro oficial de deudas es el Boletín Comercial que depende de la Cámara de Comercio de Santiago. También es posible obtener un informe oficial de tus deudas con tu clave única a través del sitio de la Comisión para el Mercado Financiero.

El DICOM o los informes de deudas evalúan el riesgo financiero de una persona o una empresa, consolidando información de distintas fuentes como:

  • Boletín Comercial (Cámara de Comercio de Santiago)
  • Informe Complementario de Morosidades de la Cámara de Comercio de Santiago (ICOM).
  • Información de Boletín Laboral de la Dirección del Trabajo 
  • Datos de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF)
  • Boletín de Informaciones Comerciales (BIC)

Además, acreedores como bancos y casas comerciales informan de las morosidades de sus clientes para que pueda registrarse el no pago de una obligación.

¿Para qué sirve el DICOM y los boletines comerciales?

La información de DICOM o de los boletines comerciales tiene utilidad práctica para entidades bancarias, financieras y otras industrias. La principal usabilidad radica en poder evaluar el riesgo financiero de una persona natural o una empresa.

En palabras simples, permite saber si una persona o empresa tiene un buen o mal comportamiento de pago de sus obligaciones y en base a eso tomar decisiones.

Por ejemplo, una casa comercial o un banco puede basarse en información alojada en un informe de deudas para decidir si otorga o no un préstamos a una persona determinada. 

¿Qué deudas ingresan a DICOM?

Muchas deudas pueden ser publicadas hoy en los registros comerciales. Las más comunes son:

  • Deudas por créditos hipotecarios
  • Deudas por créditos de consumo
  • Deudas previsionales
  • Deudas tributarias
  • Deudas por cheque protestados
  • Deudas por facturas impagas

¿Qué deudas no están en DICOM ni en el Boletín Comercial?

Existen algunas deudas que por ley no pueden ser publicadas en el boletín comercial o en DICOM. Algunas de ellas son:

Deudas de pensión de alimentos

Las deudas de pensión de alimentos tienen un tratamiento totalmente distinto. Estas deudas se pueden conocer a través de las liquidaciones practicadas por el tribunal de familia y tienen su propio “boletín comercial”.

El Registro Nacional de Deudores de Pensión de Alimentos es la forma en cómo se constata la existencia de deudas impagas. Este registro se obtiene en el Registro Civil e Identificación.

Deudas de servicios básicos

Las deudas por concepto de luz, agua o gas no pueden ser publicadas en los informes comerciales.

Si una persona se atrasa en el pago de la cuenta de la energía eléctrica, la Compañía no puede publicar esa información para que se vea reflejada en DICOM.

Distinto es el caso de las deudas contraídas con empresas de telecomunicaciones por servicios de cable o internet, que sí pueden publicarse.

Deudas por TAG

Las deudas por TAG o por uso de autopistas concesionadas tampoco son publicadas en los boletines comerciales. Esto es independiente a la realidad de que las Autopistas Concesionadas en nuestro país tienen mecanismos muy persistentes de cobranza judicial.

Deudas entre personas naturales

No pueden ser publicadas en DICOM o en ningún registro comercial las deudas que contraigan personas naturales como préstamos, prestaciones de servicios particulares y otras gestiones que no involucran la entrega de un dinero de parte de una empresa.

De todas formas, es posible publicar las deudas de arrendamiento impagas, cumpliendo con ciertos requisitos legales. Este caso sólo aplica frente a demandas que se hayan presentado y que se haya obtenido una sentencia favorable.

Deudas educacionales:

Desde el año 2020 y a raíz de algunas modificaciones legales, no pueden ser publicadas las deudas en materia educacional. Esta regla aplica para cualquier tipo de entidad de educación o institución financiera que realice préstamos con la finalidad exclusiva de financiar estudios.

Deudas en sistemas de salud

Desde el año 2022 se encuentra prohibida la publicación de deudas ligadas a tratamientos e intervenciones de salud. Esto es independiente del tipo de atención que se reciba. Que sea una atención ambulatoria, hospitalaria o por urgencia médica.

¿Cuál es el monto mínimo para publicar deuda en DICOM?

Muchas personas se sorprenden al tener deudas de montos muy bajos publicadas en los boletines e informes comerciales. Lo cierto es que no existe un monto mínimo para que una obligación no pagada pase a formar parte del DICOM. 

Son los acreedores quienes suben la información de las deudas impagas para que sean publicadas. No existen restricciones basadas en la cuantía de la deuda para poder cargarlas.

 

¿Quién puede ver mi DICOM?

Generalmente son los bancos, casas comerciales y entidades que otorgan créditos u otros productos financieros los que acceden a la información de los boletines comerciales.

De todas formas, muchas veces particulares pueden solicitar que obtengas y envíes tu informe de deudas antes de realizar un contrato con ellos.

Por ejemplo, en los casos de arriendo de casas o departamentos, el arrendador y dueño del inmueble, te puede exigir un informe comercial previo para entender cómo ha sido tu comportamiento de pago.

Lo que sí es importante que tengas claro, es que existe una normativa sobre Protección de Datos Personales. Bajo esa lógica, no hay un libre acceso a tu información financiera. Tus jefes, amigos, conocidos u otras personas no pueden contar con un boletín comercial ni acceder a información personal.

¿Qué efectos acarrea estar en DICOM y en otros boletines comerciales?

Como ya lo venimos adelantando, el principal efecto de tener tus deudas publicadas en un registro comercial, radica en la dificultad de poder acceder a créditos y productos financieros.

Un efecto secundario pero no menos importante es la sensación de exposición y discriminación por personas y entidades que te cierran puertas al no tener un historial financiero perfecto.

De todas formas, los registros comerciales no siempre son negativos. Contar con información actualizada y en línea te puede permitir conocer tu comportamiento crediticio y poder asesorarte jurídicamente para encontrar soluciones.

¿Cómo puedo ver mi propio DICOM o boletín comercial?

Para acceder a tu propio boletín comercial y comprender si tienes deudas publicadas o no, tienes distintas opciones a tu alcance:

Solicitar un informe crediticio particular:

Los boletines comerciales particulares como DICOM (Equifax) o de otras empresas que ofrecen esta solución, se pueden solicitar en línea.

Tienen algunos costos asociados, y el valor va a depender de la cantidad y completitud de la información que se entregue al usuario.

Estas plataformas exigen acreditar tu identidad para entregarte el informe, ya que son datos personales y sensibles.

Solicitar tu informe crediticio oficial

2.1 Boletín Comercial

Como ya lo adelantamos, el Boletín Comercial de la Cámara de Comercio de Santiago, es un informe oficial para conocer el estado crediticio de una empresa o persona natural.

Puedes comprar distintos tipos de informes directamente desde su sitio web, pero también puedes acceder a un informe gratuito cada 6 meses.

¿Te interesa saber cómo obtenerlo?

Para acceder a un informe gratuito del Boletín Comercial debes seguir los siguientes pasos:

  1. Ingresa al sitio web del boletín comercial
  2. En la parte superior de la página principal hay un botón azul que dice “Ir a sucursal virtual”


Pincha el botón “Acceso a Personas”

  1. Se desplegará una página donde debes poner tu rut y una contraseña. Si no la tienes, pincha la opción “si no tienes cuenta, regístrate aquí”
  2. Te registras
  3. Vuelve a la página de inicio y pincha “derechos del titular”
  4. Bajas donde dice Informe Ley 19628 (art 12), que corresponde a un botón azúl. Pincha esa opción
  5. Te saldrá un cuadro que dice que es un boletín gratuito que puedes obtener cada 6 meses y un cuadro con un carrito de compras.
  6. Ve al carro y verás la opción de generar un certificado por $0.

Como ya lo adelantamos, también está la opción de compra en línea de estos reportes.

2.2 Boletín de la Comisión para el Mercado Financiero

 De manera mucho más sencilla y sólo a través de tu clave única, puedes acceder a un reporte de deudas de la Comisión para el Mercado Financiero o CMF.

Este reporte solo refleja deudas actuales y es algo más incompleto que el informe del Boletín Comercial de la Cámara de Comercio de Santiago.

¿Cómo puedo eliminar mi registro de DICOM y de otros boletines comerciales?

Esta es sin duda la pregunta más recurrente y la solución más esperada para quienes mantienen deudas publicadas en los registros comerciales.

¿Cómo puedo salir del boletín comercial?

Pagando la deuda:

Es la forma más rápida de salir de DICOM y de los demás boletines comerciales. Al ponerse al día con el cumplimiento de una obligación de pago, la morosidad desaparece y con eso se elimina la deuda del registro comercial.

Renegociando la deuda

La renegociación de deudas es un proceso que permite a las personas salir de la morosidad en el pago de una obligación, renegociando nuevas condiciones de pago con  sus acreedores.

Es un proceso acompañado y asistido por la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, donde el deudor le presenta a los acreedores una propuesta de pago. Al aceptarse esta propuesta, nace una nueva obligación y se extingue la deuda.

Repactando la deuda

Repactar una deuda es una opción muy recurrente entre los bancos y casas comerciales. Consiste en fijar nuevas condiciones de pago: más cuotas, modificación del monto a pagar, meses de gracia, entre otros.

Con la repactación se extingue la deuda morosa y nace una nueva obligación entre las partes. De esa forma, ya no existiría deuda y el registro se eliminaría del boletín comercial.

En Total Abogados siempre advertimos sobre esta opción. Es preferible buscar asesoría experta antes de aceptar una repactación de deudas, ya que es importante entender si es viable cumplir con las nuevas condiciones y si esas condiciones son financieramente favorables o no.

Presentando una acción o excepción de prescripción de la deuda

La prescripción de deudas es una forma de extinguir una acción por el paso del tiempo. En el caso de la prescripción  de las deudas, lo que se logra extinguir con el plazo del tiempo es la acción de cobro.

La prescripción se puede presentar como una demanda, directamente por parte del deudor, o como una defensa, dentro de un proceso de cobro. Los plazos para solicitar la prescripción dependen del tipo de título que se tenga.

Liquidación voluntaria (quiebra personal)

La liquidación voluntaria o quiebra personal es un procedimiento que busca pagar las deudas impagas a través del remate de los bienes del deudor.

La quiebra busca eliminar las deudas a través de la liquidación voluntaria de los activos disponibles. En ese sentido, la posibilidad de rehabilitarse financieramente incluye la eliminación de los antecedentes de morosidad de los boletines comerciales.

Transcurso del tiempo

Las anotaciones de los boletines comerciales no pueden durar más de 5 años. La eliminación opera de manera automática al cumplirse este plazo.

Es importante entender que eliminar una deuda de un registro comercial no significa necesariamente que la deuda deja de existir. Solo en los casos en que se extingue la deuda y la acción de cobro, podemos hablar de que esa obligación ya no existe.

Conclusiones

En Chile asociamos el DICOM a todos los informes sobre deudas a personas y empresas.Si bien el DICOM es un instrumento privado, existen otras alternativas para revisar y conocer las deudas con entidades bancarias, financieras, entre otras.

El DICOM permite evaluar riesgo de comportamiento financiero para evaluar el acceso a créditos, préstamos, celebraciones de contratos, entre otros.

No todas las deudas ingresan a este certificado de antecedentes comerciales, ya que hay deudas que se publican en otras plataformas o simplemente no se publican.

En Total Abogados creemos que los informes de deudas son herramientas claves para entender el escenario económico de una persona, hacer un diagnóstico y evaluar acciones legales para proteger su estabilidad financiera.

Logo TA blanco_-2

Solicita tu asesoría legal gratuita sobre deudas

    Compartir articulo:

    Suscríbete a nuestro Newsletter

     

    Encuentra lo que buscas aquí