Tuición compartida: ¿En qué consiste que sea de esta manera?

tuición compartida

¿Qué es el cuidado personal?

Antes de explicar qué es la tuición compartida, es importante saber que el cuidado personal, antes llamado “tuición”, es el derecho de los padres a la crianza y educación de un menor de edad y, a su vez, el deber de alimentarle y otorgar educación básica y media.

¿A quién corresponde el cuidado personal?

Si el menor ha sido reconocido solo por uno de los progenitores, a éste corresponderá el cuidado personal.

Sin embargo, si ha sido reconocido por ambos y si los padres viven juntos el cuidado personal de la niña, niño o adolescente corresponde a ambos por igual (tuición compartida).

Si los padres se separan, este cuidado se radicará en aquel de los padres con quien se quede viviendo el menor, a menos que los padres de común acuerdo determinen un cuidado personal compartido.

Excepcionalmente el cuidado personal de un menor puede radicarse en un tercero distinto de los padres.

¿De qué maneras se puede establecer a quién corresponderá el cuidado personal?

La atribución del cuidado personal a uno de los padres o a un tercero puede determinarse de las siguientes maneras:

1. A través de un acta suscrita ante cualquier oficial del Registro Civil o mediante escritura pública.

2. A través de mediación familiar cuya acta debe ser aprobada por el tribunal de familia competente.

3. A través de una transacción, la cual también debe ser aprobada por el tribunal de familia competente.

4. A través de sentencia ejecutoriada dictada por el tribunal competente en un juicio por cuidado personal.

En cualquiera de estos cuatro casos, el acta suscrita ante oficial de Registro Civil o la escritura pública, el acta de mediación con su aprobación por el tribunal, la transacción con su aprobación por el tribunal y la sentencia ejecutoriada, deben subinscribirse al margen de la partida de nacimiento del menor (en el Servicio de Registro Civil) dentro de los siguientes 30 días corridos.

Si los padres de común acuerdo decidieran establecer un cuidado personal compartido, este acuerdo debe expresarse mediante una escritura pública que también debe ser subinscrita al margen de la partida de nacimiento dentro del plazo de 30 días corridos.

¿Qué es el cuidado personal compartido?

El cuidado personal compartido o tuición compartida busca la corresponsabilidad de ambos padres que viven separados, en la crianza y educación de los hijos comunes, mediante un sistema de residencia que asegure su adecuada estabilidad y continuidad, teniendo siempre en consideración el interés superior del menor. De esta forma, ambos padres participan en forma activa, equitativa y permanente en la crianza y educación de los hijo.

¿Puedo demandar el cuidado personal compartido?

No, el cuidado personal compartido debe necesariamente ser acordado por los padres de común acuerdo. Ningún tribunal puede ordenar u obligar a un cuidado personal compartido.

¿Qué debo hacer si no tengo el cuidado personal de mi hijo y deseo tenerlo?

En primer lugar, debe pasar por el proceso previo de mediación. Si las partes no logran llegar a un acuerdo en dicho proceso, el certificado de mediación frustrada le habilitará para demandar a quien detenta el cuidado personal.

¿Dónde debo presentar la demanda?

La demanda debe contar con patrocinio de abogado y debe ser presentada en el tribunal de familia correspondiente al domicilio del menor.

¿Qué tendrá en cuenta el juez al momento de decidir quién detentará el cuidado personal?

El principio general sobre el cual los jueces de familia deben decidir sobre cuestiones concernientes a las niñas, niños y adolescentes es el interés superior del menor.

Al respecto, nuestro Código Civil establece una serie de criterios y circunstancias que deben ser tomadas en cuenta por el juez a la hora de decidir quién detentará el cuidado personal del menor, a saber:

1. La vinculación afectiva entre el hijo y sus padres, y demás personas de su entorno familiar.

2. La aptitud de los padres para garantizar el bienestar del hijo y la posibilidad de procurarle un entorno adecuado, según su edad.

3. La contribución a la mantención del hijo mientras estuvo bajo el cuidado personal del otro padre, pudiendo hacerlo.

4. La actitud de cada uno de los padres para cooperar con el otro, a fin de asegurar la máxima estabilidad al hijo y garantizar la relación directa y regular, para lo cual considerará especialmente lo dispuesto en el inciso quinto del artículo 229.

5. La dedicación efectiva que cada uno de los padres procuraba al hijo antes de la separación y, especialmente, la que pueda seguir desarrollando de acuerdo con sus posibilidades.

6. La opinión expresada por el hijo.

7. El resultado de los informes periciales que se haya ordenado practicar.

8. Los acuerdos de los padres antes y durante el respectivo juicio.

9. El domicilio de los padres.

10. Cualquier otro antecedente que sea relevante atendido el interés superior del hijo.

¿Puedo tener el cuidado personal de un menor si no soy su padre o madre?

Sí, como indicamos antes, excepcionalmente se puede otorgar el cuidado personal a un tercero.

Para que esto ocurra, los padres deben ser declarados inhábiles física y/o moralmente y el juez tendrá en cuenta para su determinación los mismos criterios y circunstancias nombradas en el punto anterior. Adicionalmente, el juez preferirá a los parientes más cercanos, teniendo preferencia los abuelos.

¿Qué ocurre con la relación del padre o madre que no detenta el cuidado personal con el menor?

La ley establece que, conjuntamente con el acuerdo de cuidado personal o en la sentencia que lo atribuye a uno de los padres o a un tercero, se debe fijar un régimen de relación directa y regular (visitas) con aquel padre o madre que no detenta el cuidado personal del menor.

¿Qué puedo hacer si detento el cuidado personal del menor y éste es retenido por el padre o madre en el marco de las visitas?

Debe recurrir inmediatamente al tribunal de familia demandando la entrega inmediata de la niña, niño o adolescente.

Este proceso es especial, por lo que el juez ordenará que se realice inmediatamente una audiencia a la que deberán asistir la partes y llevar al menor, el cual será oído si cuenta con edad suficiente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *