¿Qué es el cuidado personal o tuición?

¿Qué es el cuidado personal o tuición?

Índice

El cuidado personal es el conjunto de deberes y  responsabilidades que regulan la relación con los hijos. Si bien antiguamente se conocía con el nombre de tuición, el cuidado personal  tiene directa relación con la  correcta y responsable crianza de niños, niñas y adolescentes. 

En Chile, la ley dispone que  cuando los padres viven juntos,  ambos mantienen el cuidado personal de sus hijos. El problema surge en la separación. ¿A quién le corresponde esta responsabilidad?

En Total Abogados recibimos muchas preguntas sobre esta materia. Siendo un asunto tan importante, recopilamos las principales preguntas que padres, madres e incluso otros familiares y las respondemos acá.

¿Qué es el cuidado personal?

El cuidado personal es el conjunto de deberes y obligaciones que se tienen respecto a los hijos menores de edad. En Chile, el cuidado personal está regulado en nuestro Código Civil.

El artículo 222 establece que la principal preocupación de los padres es velar por el interés superior de los hijos. De este principio, nace la responsabilidad de los cuidadores legales de satisfacer las necesidades físicas, emocionales, intelectuales, materiales, de salud y educación.

¿Quién tiene el cuidado personal de los hijos en Chile?

Para responder esta pregunta con claridad, debemos entender los siguientes escenarios:

Cuando los padres viven juntos

El año 2013 entró en vigencia la Ley 20.680, que establece el cuidado personal compartido como principio básico de corresponsabilidad cuando los padres viven juntos. La corresponsabilidad tiene que ver con poner a dos personas en planos de igualdad y en fomentar que ambos compartan y colaboren mutuamente en la labor más importante de todas, la crianza de sus hijos.

Cuando los padres no viven juntos

Cuando los padres viven separados puede existir acuerdo o no para determinar quién tendrá el cuidado personal de los hijos.

Si hay acuerdo

Depende del acuerdo al que lleguen los padres. En Chile, existe la posibilidad de que el papá, la mamá o ambos tengan el cuidado personal de sus hijos.

Sin embargo, la tendencia histórica de nuestro país es que la madre se quede con el cuidado personal de manera exclusiva, incluso por acuerdo con el padre.

No obstante, las dinámicas y estructuras familiares han cambiado en el tiempo. Existen familias de distintas composiciones. Además, los roles son cada vez más equitativos, lo que ha significado el crecimiento del cuidado personal compartido.

Si no hay acuerdo

Cuando los padres no viven juntos, el cuidado personal lo tiene el papá o la mamá con quien viven los hijos. Antiguamente, el cuidado personal lo tenía la madre, pero la ley cambió y se entiende que si los padres viven separados necesariamente lo tiene el papá o la mamá con quien el niño o la niña vive.

De todas formas, cualquiera de los padres o incluso un tercero, puede solicitar judicialmente el cuidado personal si considera que el actual adulto que cuida a los niños los pone en riesgo o afecta su interés superior.

¿Cómo se puede regular o modificar el cuidado personal?

Como ya lo adelantamos, existen formas de acordar o solicitar que el cuidado personal quede en un padre, en el otro, en ambos o incluso en un tercero.

Al igual que la pensión de alimentos y el régimen de visitas, existen mecanismos obligatorios para fijarlo extrajudicialmente antes de iniciar una demanda. Algunas de las alternativas para regular o modificar el cuidado personal son:

1.Acta extendida en el Registro Civil

A través de un acta extendida ante el Registro Civil e Identificación y subinscrita en el certificado de nacimiento de él o los hijos, los padres pueden establecer en quién o quiénes se va a radicar el cuidado personal.

2. Escritura pública ante notario y ratificado por el tribunal:

  • A través de la asistencia de un abogado, las partes interesadas pueden fijar en quién radica el cuidado personal de él o los hijos.
  • Este acuerdo se hace a través de una escritura pública en una notaría y posteriormente el documento se ingresa al tribunal.
  • El tribunal debe resolver y ordenar la subinscripción en el certificado de nacimiento del hijo o hija menor de edad.

3. Mediación

La mediación familiar es una instancia no judicial en la cual dos personas se someten a una negociación guiada por un mediador familiar. En caso de existir acuerdo, el mediador o mediadora emite un certificado con los acuerdos para que sea ratificado por el Juez de Familia.

En caso de no existir un acuerdo o por inasistencia de las partes, el mediador entrega a las partes un certificado de mediación frustrada. Este certificado es el que habilita para presentar una demanda por cuidado personal ante el Tribunal de Familia.

 

4. Demanda en el tribunal de familia

Cuando no hay acuerdo, la parte interesada puede presentar una demanda judicial. La demanda de cuidado personal debe interponerse con un abogado o abogada especialista en cuidado personal, habiendo pasado previamente por un proceso de mediación sin éxito.

Este proceso puede llegar a ser complejo y extenso, ya que al no existir opciones de acuerdo, el juez debe tener a la vista antecedentes calificados para poder tomar la decisión de modificar el cuidado personal.

Generalmente este tipo de demandas tienen que ver con casos graves, donde se estima que el interés superior de niños, niñas o adolescentes se ve afectado con el padre, madre o el tercero que se mantiene con el cuidado personal.

Por otro lado, el cuidado personal puede ser modificado provisoria o definitivamente si existe un proceso judicial que dé cuenta de una situación de vulneración o negligencia del cuidador hacia el niño. Esta modificación puede pedirla el padre, madre, un tercero o incluso el tribunal de oficio frente a hechos de gravedad.

¿Qué pasa con el papá o la mamá que no tiene el cuidado personal?

El papá o la mamá que no tiene el cuidado personal de su hijo, también tiene el deber de protección y de velar por su bienestar integral.

La forma en cómo la ley regula algunos de los aspectos relacionados con este deber de cuidado del padre que no tiene el cuidado personal de sus hijos es a través de:

  • La pensión de alimentos (suplir necesidades materiales)
  • La relación directa y regular o también conocido como visitas (suplir las necesidades emocionales).

¿Cuál es la diferencia entre el cuidado personal y la patria potestad?

Si bien muchas personas confunden ambos conceptos, el cuidado personal tiene que ver con el conjunto de deberes y obligaciones en la crianza de los hijos, mientras que la patria potestad sólo se refiere a la facultad que puede tener un tercero (generalmente el padre o madre), en la administración de los bienes.

Conclusiones

El cuidado personal involucra el bienestar integral de niñas, niños y adolescentes. Es la obligación  más importante que asumen los padres, y por eso la ley entrega ciertas herramientas para garantizar un correcto desarrollo.

Frente a un proceso de separación es fundamental entender cómo funciona la regulación del cuidado personal. Además es clave saber que existen mecanismos para modificar el cuidado personal en pos del interés superior de los hijos.

Existen muchas formas de poder fijar este acuerdo de manera extrajudicial, sin tener que exponerse a una demanda en tribunales. 

De todas formas, si no existe una voluntad de acuerdos y la situación actual afecta o pone en riesgo a los hijos, hay que  asesorarse por abogados expertos en la materia.

En Total Abogados llevamos adelante demandas de cuidado personal mirando siempre el interés de nuestros clientes y el bienestar de los hijos.

    Compartir articulo:

    Suscríbete a nuestro Newsletter

     

    Encuentra lo que buscas aquí