Claves sobre el divorcio culposo en Chile

Claves sobre el divorcio culposo en Chile

Índice

¿Cómo tramitar un proceso de divorcio en Chile? ¡Una guía completa 2024!

liquidación de bienes

El divorcio culposo es una situación difícil tanto emocional como legalmente. En Chile, este tipo de divorcio se produce cuando uno de los cónyuges ha cometido una falta grave contra el otro, lo que ha llevado a la imposibilidad de continuar con la vida común.

En este artículo, exploraremos qué se considera una falta grave en el marco del divorcio culposo, cómo proceder legalmente y cómo cuidar tu bienestar emocional durante este proceso. ¡Toma nota!

¿Qué es un divorcio culposo?

Un divorcio culposo es un tipo de disolución de matrimonio en el cual uno de los cónyuges alega que la ruptura se debe a la culpa o conducta indebida de su pareja. Esta forma de divorcio implica acusaciones de faltas graves como adulterio, abandono, violencia doméstica o adicciones.

A menudo conlleva un proceso legal más complejo y disputas más intensas en comparación con el divorcio unilateral, ya que las alegaciones de conducta inadecuada deben probarse en el tribunal. Los acuerdos y la distribución de activos pueden verse afectados por las acusaciones de culpabilidad.

Es importante consultar a un abogado especializado en divorcio para comprender los requisitos legales y las implicaciones de un divorcio culposo en su jurisdicción.

¿Qué se considera una falta grave en el divorcio culposo?

Nuestra legislación establece que una falta grave es cualquier acción u omisión que infrinja gravemente los deberes y obligaciones del matrimonio o los que se tienen respecto de los hijos. Además, que haga imposible la vida en común entre los cónyuges o que la torne extremadamente difícil, como la infidelidad, la violencia intrafamiliar o el abandono del hogar.

También se considera falta grave cuando uno de los cónyuges comete un delito grave en contra del otro. Es importante señalar que, en el caso de infidelidad, se requiere que esta sea habitual o reiterada para que se considere una falta grave. Por otro lado, el abandono del hogar debe ser injustificado y prolongado en el tiempo.

¿Cuáles son las causales de un divorcio culposo?

Según el artículo 54 de la Ley de Matrimonio Civil, las siguientes razones pueden ser suficientes para solicitar un divorcio por culpa:

  • Violencia intrafamiliar o atentado contra la vida de uno de los cónyuges o hijos
  • Hechos de infidelidad o falta de apoyo en el hogar
  • Alcoholismo o drogadicción que constituya un impedimento grave para la convivencia armoniosa entre los cónyuges.
  • Abandono continuo del hogar
  • Vulneración grave de los deberes y obligaciones de convivencia, auxilio y fidelidad en el matrimonio
  • Condena ejecutoria por un crimen o delito grave realizado por uno de los cónyuges.
  • Tentativa para prostituir a uno de los cónyuges o hijos.
  • La conducta homosexual, como causa de divorcio culposo, fue suprimida en agosto de 2021.

¿En qué consiste el proceso de divorcio culposo?

Una vez presentada la demanda en el Juzgado de Familia, el juez citará a las dos audiencias:

  • Audiencia preparatoria: Que servirá para presentar las pruebas suficientes para acreditar los hechos en que se funda la demanda..
  • Audiencia de juicio: El juez finalmente dictará sentencia, es decir, aprobará o rechazará el divorcio por culpa.

¿Qué documentos hay que presentar?

Los documentos que se van a requerir para un divorcio culposo son los siguientes:

  • Acta o certificado de matrimonio.
  • Comprobante de domicilio del demandado o demandada.
  • Certificado de nacimiento del o los hijos.
  • Pruebas suficientes que culpan al demandado(a). Éstas pueden ser testigos, fotografías, videos, mensajes, correos electrónicos u otra evidencia suficiente para sustentar la  al demanda.

 

¿Qué pasa con los hijos en caso de divorcio culposo?

En caso de no existir acuerdo entre los padres, será el juez quien determinará  todos los temas de tuición y pensión de alimentos del o los hijos. Esta decisión dependerá de la causa.

¿Cuánto tiempo puede durar un divorcio culposo?

Un divorcio culposo tiene un tiempo estimado de duración de 10 a 12 meses. El juez deberá escuchar las declaraciones de ambos cónyuges y analizar todas las evidencias que se le presenten en la audiencia preparatoria y audiencia de juicio.

Comprendemos que este proceso es muy delicado para los cónyuges y sus hijos. Nuestra recomendación es que puedas contar con el apoyo de un abogado especialista en Derecho de Familia dispuesto a acompañarte en el proceso de reunión de pruebas y en las audiencias.

Cuidando tu bienestar emocional durante el divorcio culposo

Un divorcio culposo puede ser una experiencia emocionalmente agotadora y estresante. Es importante que cuides tu bienestar emocional durante este proceso para evitar caer en depresión o sufrir problemas de salud mental.

En primer lugar, habla con amigos o familiares de confianza o busca el apoyo de un terapeuta o consejero. Ellos te pueden ayudar a procesar tus emociones y a encontrar formas saludables de manejar el estrés.

Además, es importante que te cuides físicamente, alimentándote bien, durmiendo lo suficiente y realizando actividad física. Estos hábitos te ayudarán a mantener una buena salud mental y a reducir el estrés.

Por último, no olvides que, aunque es importante luchar por tus derechos legales, también es importante perdonar y dejar ir. El rencor y la ira pueden prolongar el proceso de curación emocional y no te permitirán avanzar en tu vida después del divorcio. 

Aprender a perdonar y dejar ir no significa que debas justificar las acciones del otro cónyuge o aceptar su comportamiento, sino más bien liberarte de la carga emocional que conlleva el resentimiento.

Conclusiones

El Divorcio en Chile es una situación difícil, pero es importante que recuerdes que no estás solo. Busca el apoyo de profesionales y seres queridos de confianza, y no dudes en buscar ayuda legal si es necesario. Recuerda que cuidar tu bienestar emocional es tan importante como proteger tus derechos legales.

Si bien no hay una fórmula mágica para superar un divorcio culposo, el tiempo y el cuidado personal son claves para la recuperación emocional. Aprender a perdonar, dejar ir y encontrar formas saludables de manejar el estrés son fundamentales para avanzar en la vida después del divorcio.

En resumen, el divorcio culposo es una situación compleja que requiere una atención legal y emocional adecuada. Si te encuentras en esta situación, no dudes en buscar ayuda y apoyo para manejarla de la mejor manera posible. En Total Abogados tenemos un equipo experto que puede ayudarte a tramitarlo y acompañarte durante todo el proceso. Solicita aquí tu asesoría legal para tramitar un divorcio culposo 

Logo TA blanco_-2

Obtén asesoría gratuita sobre divorcio

    Compartir articulo:

    Suscríbete a nuestro Newsletter

     

    Encuentra lo que buscas aquí