Cese de alimentos

cese de alimentos

¿Cuándo ocurre el cese de alimentos?

La pensión alimenticia es un derecho de los hijos que el progenitor que no tiene el cuidado personal, está obligado a pagar. Esto, ya que su deber es proporcionar alimentos, educación y las necesidades básicas de los alimentarios.

Además, pueden imponer el derecho de alimentos él/la cónyuge, los parientes descendientes o ascendientes, los hermanos o alguien que hubiere hecho una donación cuantiosa al alimentante. Siempre que haya una clara necesidad económica de estos, y una capacidad económica del alimentante de satisfacerla.

Este derecho tiene ciertas condiciones, y por lo mismo, existen maneras en que se puede dar de baja la obligación.

El cese de la pensión de alimentos puede ocurrir por diversos motivos:

–        Cuando los hijos cumplan 21 años, que es la edad hasta la que existe el derecho de alimentos.

–        Si están estudiando una profesión u oficio, se extiende a cuando cumplen 28 años. Sin embargo, si los hijos tienen alguna discapacidad que les impida sostenerse económicamente, este límite de edad no aplica.

–        En caso de defunción del alimentario, es decir, el hijo que hacía uso de la pensión.

–        En caso de que el alimentario se encuentre trabajando, y pueda valerse económicamente.

–        En caso de que el alimentario haya contraído matrimonio, ya que el deber de alimentos se traslada a su cónyuge.

–        En caso de que no haya necesidad. Es decir que se demuestre que el alimentario tiene los medios necesarios para valerse por sí mismo.

–        En caso de que se traspase el cuidado personal del hijo, en un juicio de tuición. Entonces el padre o madre que no tenga el cuidado deberá comenzar a pagar la pensión de alimentos.

–        En caso de que el alimentario haya incurrido en una “injuria atroz” que significa el homicidio o atentado grave contra el alimentante o sus bienes.

¿Cómo solicitar el cese de la pensión?

Finalizar la pensión de alimentos no es un proceso automático. Es decir, hay que solicitarla mediante una demanda de cese de pensión alimenticia, o acordarla mediante transacción.

Si no se solicita, a pesar de que se cumplan las condiciones para el cese de alimentos, esta seguirá acumulando deuda, con las consecuencias de no pago de la pensión alimenticia, como arresto, remate de bienes, etc.

Existen tres maneras para solicitar el cese.

–        Transacción: Un documento en que el progenitor y el hijo acuerdan el cese de pensión. Este acuerdo debe presentarse al Juzgado de Familia correspondiente.

–        Mediación: En este caso hay una instancia mediática entre el padre o la madre, el hijo y un tercero imparcial. Este es un requisito previo y necesario al juicio de cese de pensión. Si hay acuerdo entre las partes, no es necesario llegar a un juicio, y el mediador enviará el documento al Juzgado de Familia. Pero si no hay acuerdo o no asisten, se emitirá un certificado de mediación frustrada que permite interponer la demanda.

–        Juicio de cese de pensión: En caso de que se hayan frustrado las medidas anteriores, se debe interponer una demanda de cese de pensión de alimentos contra el alimentario. Es necesario que sea patrocinada por un abogado.

¿Qué es el cese provisorio de alimentos?

Por la duración del juicio de cese de alimentos, se puede solicitar el cese provisorio. Si el juez considera que hay fundamentos suficientes, no será necesario pagar los alimentos por la duración del juicio.

Si quieres saber más sobre la pensión alimenticia en Chile, te invitamos a leer este link.

Si tienes dudas o consultas agenda tu reunión GRATUITA con uno de nuestros abogados AQUI