Guía sobre demanda por violencia intrafamiliar en Chile

Cómo promover una demanda por violencia intrafamiliar

Índice

Guía sobre demanda por violencia intrafamiliar en Chile
7:17

La violencia intrafamiliar es un problema complejo que afecta a muchas personas en Chile y el mundo. Se asocia a distintas formas de abuso o maltrato que ocurren entre miembros de una familia (parejas, hijos, hermanos, abuelos, entre otros)

La violencia intrafamiliar puede manifestarse de diversas maneras incluyendo física, psicológica, emocional, sexual y económica. En todos los casos, las consecuencias para los afectados pueden ser sumamente complejas y jamás deben normalizarse ni permitirse.

Este no es un tema fácil de abordar. En Total Abogados recibimos a muchas personas que han vivido episodios de violencia doméstica y necesitan asesoramiento legal, además del apoyo y contención emocional.

¿Qué puede hacer una persona que se ve enfrentada a una dinámica de violencia doméstica? ¿Cómo funciona una demanda de violencia intrafamiliar en Chile? Para responder correctamente a esta pregunta es importante revisar los aspectos más importantes de la Ley de Violencia Intrafamiliar (Ley 20.066), la que explicaremos en nuestro artículo.

¿Qué es la violencia intrafamiliar en Chile?

La violencia intrafamiliar (VIF) está descrita en el artículo 5 de la Ley 20.066  como todo maltrato que afecte la vida o la integridad física y psíquica de la víctima.

La norma hace ciertas precisiones sobre el alcance de lo que se entiende por violencia intrafamiliar, y lo asocia conductas (dentro de una relación afectiva o familiar) que tengan como:

“objeto directo la vulneración de la autonomía económica de la mujer, o la vulneración patrimonial, o de la subsistencia económica de la familia o de los hijos, tal como el incumplimiento reiterado del deber de proveer alimentos”.

Con esto podemos entender que el concepto de VIF se ha ido ampliando en el tiempo, y considera no solamente agresiones físicas y maltratos verbales hacia las víctimas. La ley hace referencia a acciones de violencia a la mujer y específicamente considera a la violencia económica, la que se ve mayormente reflejada en el no pago de la pensión de alimentos de los hijos.

¿A quienes afecta la violencia intrafamiliar?

Si bien el concepto de familia es extremadamente amplio, el mismo artículo de la Ley de Violencia Intrafamiliar delimita quiénes pueden considerarse víctimas de actos de violencia intrafamiliar por parte del agresor. De esa forma, se puede considerar mayormente a :

  • Cónyuge o conviviente civil
  • Conviviente sin necesidad de un Acuerdo de Unión Civil (se excluyen las personas que comparten domicilio, pero no tienen una relación de pareja)
  • Padres de un hijo o hija en común, aunque no exista una relación de pareja entre ellos
  • Padres e hijos o hijas
  • Hermanos y hermanas, abuelos y abuelas, nietos y nietas
  • Bisabuelos y bisabuelas, bisnietos y bisnietas, tíos y tías, sobrinos y sobrinas
  • Suegro, suegra, nuera, yerno, cuñados.

¿Cómo se sanciona la violencia intrafamiliar?

Las sanciones frente a quienes cometen actos de violencia intrafamiliar son más severos que cualquier otro hecho de maltrato físico o psíquico que ocurra fuera de una relación de parentesco.

Para entender qué sanciones aplican frente a estos casos, es importante distinguir algo clave: ¿Es ese hecho de violencia intrafamiliar un delito?

  1. Hechos de violencia intrafamiliar que son delito

La violencia intrafamiliar es un delito cuando el acto está dentro de las conductas que describe nuestro Código Penal. Las formas más comunes de delitos cometidos en un contexto de violencia intrafamiliar son:

1.1 Lesiones

En Chile se sancionan desde las lesiones de carácter leve hasta las más graves. Las lesiones leves cometidos en un contexto fuera del entorno familiar son sólo una falta (que tiene pena de multa),  pero si son ejercidas entre miembros de una familia, se castigan como “menos graves” y pasan a ser un delito.

1.2 Amenazas:

El delito de amenazas en contexto de VIF castiga las expresiones proferidas entre los integrantes de una familia, en dónde se intimida a la víctima de causar algún daño o perjuicio a su persona, integridad o la de su entorno.

1.3 Maltrato habitual:

El maltrato habitual es un delito que fue creado con la Ley de Violencia Intrafamiliar. Refiere a ejercicio permanente en el tiempo de violencia física, psicológica y económica. Todos estos hechos, al ser constitutivos de delito, son investigados por el Ministerio Público o la Fiscalía.

Si existe prueba suficiente de la existencia de estos hechos y de la participación del agresor en el mismo, los casos pueden ser llevados a la justicia penal para buscar la aplicación de sanciones y medidas de resguardos para las víctimas.

La denuncia y compromiso a colaborar en un proceso penal por violencia intrafamiliar son elementos claves para que existan los resultados y las sanciones esperadas.

  1. Hechos de violencia intrafamiliar que no son delitos

Cualquier forma de maltrato, abuso o menoscabo dentro del contexto de violencia intrafamiliar puede ser denunciado ante las policías (Carabineros y PDI) o presentado como demanda a un Tribunal de Familia.

Si no es un delito, pero comprende una situación de abuso que afecta física, emocional, psicológica o económicamente a una persona, es materia del Tribunal de Familia.

En esos casos, se abre una causa por Violencia Intrafamiliar. En esa oportunidad, el Juez o Jueza de Familia puede adoptar una o más de las siguientes medidas de protección:

  1. Obligación para el agresor o agresora de abandonar el hogar común que comparte con la víctima.
  2. Prohibición de acercarse a la víctima o a su domicilio, lugar de trabajo o de estudio, así como, a cualquier otro lugar al que ésta concurra o visite habitualmente. 
  3. Prohibición de porte y tenencia de armas de fuego 
  4. Si el agresor o agresora porta armas de fuego, se puede ordenar el comiso.
  5. Asistencia obligatoria a programas de control de impulso o de orientación familiar

Las sanciones por actos de violencia intrafamiliar que no son delitos, incluyen multas y la anotación en el Certificado de Antecedentes del Registro Civil e Identificación.

Conclusiones

Las consecuencias de la violencia intrafamiliar son devastadoras. Las víctimas pueden experimentar lesiones físicas, trauma psicológico, problemas de salud mental, baja autoestima e incluso la muerte.

Es fundamental contar con asesoría legal y acompañamiento emocional para resolver situaciones que pueden tornarse muy riesgosas y complicadas para las víctimas y su entorno.

Independientemente si es o no un delito, la denuncia y tomar acciones legales es clave para la prevención y erradicación de dinámicas tan disfuncionales y dañinas.

En Total Abogados contamos con un área de abogados especializados en materia de familia, con la experiencia suficiente para acompañar a quienes estén atravesando por una dinámica de Violencia Intrafamiliar.

Es importante no normalizar el abuso, identificar las banderas rojas y buscar acompañamiento integral para salir adelante.

Logo TA blanco_-2

Pide tu asesoría legal sobre régimen de visitas

    Compartir articulo:

    Suscríbete a nuestro Newsletter

     

    Encuentra lo que buscas aquí

      CTA