¿Qué es un comodato en Chile y cómo ejecutarlo?

¿Qué es un comodato?

Índice

En Chile, existen diferentes figuras legales que regulan el préstamo de bienes entre particulares o entidades. Una de estas figuras es el comodato, un contrato mediante el cual una persona (comodante) cede gratuitamente el uso y goce de un bien a otra persona (comodatario), quien se compromete a devolverlo en el futuro.

En este artículo, exploraremos en detalle qué es un comodato en Chile, sus características principales y los requisitos legales que lo rodean.

¿Qué es un comodato?

El comodato o préstamo de uso es un contrato en que una de las partes entrega a la otra gratuitamente una especie, ya sea mueble o raíz, (por ejemplo un vehículo, una casa o un departamento) para que haga uso de ella, con cargo de restituir la misma especie después de terminado su uso.

Características del contrato de comodato

De la definición del contrato de comodato se desprenden sus características:

  • Es un contrato real: Para que comiencen los efectos del contrato se requiere la entrega de la cosa objeto del contrato.
  • Es un contrato unilateral: Esto significa que solo una de las partes resulta obligada. La parte que recibe la cosa o comodatario, queda obligado a restituir la cosa prestada.
  • Es un contrato gratuito: Solo reporta beneficio para el comodatario. Si hubiera una contraprestación por parte del comodatario estaríamos frente a un contrato de arrendamiento.

¿Cuáles son las partes del contrato de comodato?

El contrato de comodato, también conocido como préstamo de uso, es un acuerdo en el que una persona (comodante) cede temporalmente un bien a otra persona (comodatario) para que lo utilice, pero sin transferir la propiedad del mismo. Las secciones principales de un contrato de comodato son las siguientes:

  1. Encabezado: En esta parte se identifica el contrato como "Contrato de Comodato" y se incluyen los datos de las partes involucradas, es decir, el nombre completo, la dirección y los datos de contacto del comodante y el comodatario.

  2. Declaraciones iniciales: Aquí se establecen las circunstancias básicas del contrato, como la voluntad de las partes de celebrar un contrato de comodato, la descripción detallada del bien que se va a prestar y el propósito para el cual se utilizará.

  3. Cláusulas principales:

    a. Objeto del contrato: Se especifica el bien que se va a prestar en comodato, detallando sus características y cualquier condición especial relacionada con su uso.

    b. Plazo: Se establece la duración del contrato de comodato, es decir, el período durante el cual el bien estará en posesión del comodatario.

    c. Obligaciones del comodante: Se enumeran las responsabilidades y obligaciones del comodante, como entregar el bien en buenas condiciones, realizar las reparaciones necesarias y pagar los gastos de mantenimiento.

    d. Obligaciones del comodatario: Se detallan las obligaciones del comodatario, que generalmente incluyen el cuidado adecuado del bien, el mantenimiento regular, la asunción de los gastos ordinarios de uso y la devolución del bien en el estado en que lo recibió.

    e. Prohibiciones o restricciones: Se pueden establecer limitaciones o restricciones adicionales sobre el uso del bien, como no realizar modificaciones sin consentimiento previo o no transferir el bien a terceros.

    f. Responsabilidad por daños: Se establecen las responsabilidades y el alcance de la responsabilidad en caso de daños o pérdidas causadas al bien durante el período de comodato.

    g. Resolución del contrato: Se especifican las condiciones bajo las cuales el contrato puede ser terminado anticipadamente por cualquiera de las partes, así como los procedimientos para la devolución del bien.

  4. Firma y fecha: El contrato debe ser firmado y fechado por ambas partes para indicar su consentimiento y aceptación de los términos y condiciones establecidos en el mismo.

Es importante tener en cuenta que las partes y cláusulas específicas pueden variar según la legislación y las necesidades particulares de las partes involucradas. Es recomendable consultar a un profesional legal al redactar un contrato de comodato para garantizar que cumpla con todos los requisitos legales y se ajuste a las necesidades individuales de las partes. En ciertos casos se podría exigir que el comodato sea otorgado por Escritura Pública, como en el caso de otorgarse para el préstamo de una propiedad.

Requisitos para el comodato

Acuerdo entre las partes:

Para que exista un comodato válido, es necesario que ambas partes (comodante y comodatario) estén de acuerdo en las condiciones y términos del contrato.

Identificación del bien:

El contrato debe especificar claramente el bien que se está prestando, incluyendo sus características y cualquier detalle relevante.

Plazo y devolución:

El comodato debe establecer un plazo determinado para el préstamo y la posterior devolución del bien.

Uso específico:

Se debe definir el uso específico del bien prestado y cualquier limitación o restricción asociada.

¿Qué cosas pueden ser objeto de comodato?

La cosa objeto del contrato de comodato puede ser mueble o inmueble. Debe tratarse de cosas no fungibles y no consumibles (las cosas fungibles son aquellas que se consumen con su uso), ya que el comodatario está obligado a devolverla a su dueño. Ejemplos podrían ser: un libro, una bicicleta, un automóvil, un caballo, un departamento, una parcela o una aeronave, solo por mencionar algunos.

¿Cuáles son las obligaciones del comodatario?

Tal como se señaló anteriormente, el único obligado es el comodatario, debiendo:

  • Conservar la cosa
  • Usar la cosa en los términos convenidos o de acuerdo con su uso ordinario
  • Restituir la cosa dada en comodato

¿Qué es el comodato precario?

La regla general señala que el comodante (quien presta la cosa), no puede pedir su restitución antes de que termine el plazo convenido o antes de que termine el uso para el cual se prestó la cosa.

Sin embargo, hay casos en los cuáles el comodante puede pedir la restitución en cualquier momento y, en este caso, se denomina comodato precario. De esta forma el comodato será precario cuando:

  • Se estipula que el comodante puede pedir la restitución de la cosa en cualquier momento.
  • Cuando no se presta la cosa para un servicio en particular.
  • Cuando no se fija un plazo para su restitución.

¿Qué es el precario?

En el caso señalado anteriormente, hay un contrato de comodato que tiene ciertas características y que facultan al dueño de la cosa a pedir su restitución en cualquier momento.

El caso del precario es distinto, estamos frente a un individuo que tiene la tenencia de una cosa ajena, pero sin mediar ningún título, esto es, no ha celebrado un contrato que le permita retener la cosa.

Es una situación de hecho, en que no existe vínculo jurídico entre el dueño de la cosa y el tenedor. Es completamente distinto al comodato, ya que supone la ausencia de contrato.

Es un caso común cuando un ocupante de una propiedad la usa en el entendido de que tiene derecho hacerlo (porque le pertenece a un pariente por ejemplo) pero en realidad no tiene título o derecho alguno para usar ese bien, por lo tanto se configura un precario.

Requisitos que deben concurrir para alegar un precario

Los tres requisitos que deben concurrir son:

  • Tenencia de una cosa ajena
  • Ausencia de contrato previo
  • Que la tenencia exista por ignorancia o mera tolerancia del dueño

El dueño deberá acreditar su dominio sobre la cosa y la tenencia que el tercero detenta sobre ella.

Conclusión

El comodato en Chile es una figura legal que permite el préstamo de bienes sin transferir la propiedad. Esta modalidad de contrato se caracteriza por ser gratuito, temporal y específico en cuanto al uso del bien prestado.

Al comprender qué es un comodato y sus requisitos legales, las personas pueden utilizar esta figura para acceder a bienes sin tener que adquirirlos de forma permanente, ahorrando costos y brindando flexibilidad en distintas situaciones. A la vez el hecho de tener el contrato por escrito le da seguridad al dueño de que podrá demostrar que es dueño de la cosa en caso de que el tenedor intente quedarse con la cosa prestada.

Esperamos que este artículo haya aclarado tus dudas sobre el comodato en Chile y te haya proporcionado la información necesaria para comprender esta figura legal. Recuerda siempre consultar a un profesional legal para obtener asesoramiento específico sobre tu caso particular.

Logo TA blanco_-2

Solicita tu asesoría legal sobre Bienes Raíces

    Compartir articulo:

    Suscríbete a nuestro Newsletter

     

    Encuentra lo que buscas aquí

      CTA