¿Qué es una demanda por incumplimiento de contrato?

Imagen destacada - Total abogados

Índice

El contrato es un acto que se celebra  entre dos o más personas en donde se llegan a ciertos acuerdos. Si bien los contratos se realizan con la intención de cumplir con los compromisos y obligaciones que se pactan, no siempre esto ocurre.

El incumplimiento de un contrato es un escenario posible que puede generar muchas complicaciones en los involucrados: dinero y tiempo perdido, prestaciones y servicios sin cumplir, bienes sin adquirir, entre muchas otras situaciones indeseables para quienes no ven una disposición de cumplimiento de la otra parte.

En Total Abogados nos preguntan a diario sobre qué hacer cuando firmamos un contrato y la otra parte no cumple. Para aclarar este punto, es importante entender que la ley contempla responsabilidades para quienes no cumplen sus compromisos dentro de un contrato y le ocasionan un perjuicio a la otra parte. Esto se define como Responsabilidad Contractual, que tal como su nombre lo sugiere, exige la existencia de un contrato válido entre las partes.

¿Qué es un contrato?

El Código Civil define un contrato en su artículo 1.438 como un acto donde una persona se obliga a dar, hacer o no hacer una cosa en favor de otra. Para ser más claros, entendemos que los contratos contienen acuerdos donde las partes adquieren ciertos compromisos y obligaciones que deben cumplir. Las obligaciones pueden ser:

  1.  Dar algo (como en un contrato de compraventa)
  2. Hacer algo (como en un contrato laboral o un contrato de prestación de servicios)
  3. No hacer algo (como en los contratos de confidencialidad, donde una parte o ambas se comprometen a no divulgar una información)

Además, existen muchos tipos de contratos y formas de celebrarlos. En Chile existe una amplia costumbre de celebrar contratos para lograr concretar ciertos acuerdos. Por ejemplo, el contrato de compraventa, el contrato de arrendamiento, el contrato individual de trabajo, de prestación de servicios, entre muchos otros.

¿Cuáles son los requisitos de validez de un contrato?

Como ya lo adelantamos, en Chile existen distintos tipos de contratos. Los requisitos de validez pueden ir variando dependiendo del tipo de contrato o la materia que busquen abordar.

Por ejemplo, los contratos de arriendo pueden ser consensuales, es decir, no es obligatorio que estén por escrito, a diferencia de un contrato de trabajo que sí debe estar firmado por ambas partes.

De todas formas, es importante entender que un contrato es un acto jurídico y como tal, tiene ciertos requisitos generales para que sea válido y que consideramos muy importante mencionar:

Voluntad de las partes

Para que un contrato sea válido, es necesario que quienes firman o alcanzan estos acuerdos lo hagan libre y voluntariamente. Se excluyen de esta regla quienes a través de mecanismos coercitivos como amenazas, son obligados a suscribir un contrato.

Capacidad de las partes

La capacidad de las partes para contratar dice relación con la atribución de la persona para consentir en la celebración de un contrato.

Las personas incapaces son aquellas que están privadas de razón de  manera temporal (al momento de firmar el contrato) o de manera indefinida. Por ejemplo la demencia o algún tipo de discapacidad cognitiva o intelectual, podrían afectar la capacidad de las partes para poder contratar.

Objeto lícito

Independientemente del tipo de contrato que se celebre, es importante que el objeto no sea ilícito. Es ilícito cuando la cosa o hecho materia del contrato va contra las leyes y el orden público. Por ejemplo, un contrato de venta de drogas o que involucre la comisión de un delito, tiene objeto ilícito.

Causa lícita

La causa o razón de contrato debe ser lícita para que el contrato sea válido. Un contrato con causa ilícita puede tener por objetivo financiar actividades ilegales o contrarias al orden público y con eso, se le restaría validez al acuerdo entre las partes.

¿Qué ocurre cuando no se cumple con un contrato?

Existiendo un contrato legalmente válido puede ocurrir que una o ambas partes no cumplan con los acuerdos pactados. Frente al no cumplimiento es importante distinguir:

Caso fortuito o fuerza mayor

Si el incumplimiento de una parte es por caso fortuito o fuerza mayor, excluye a esa parte del deber de cumplimiento o de indemnizar a la otra.

Por ejemplo, si se realiza un contrato donde un centro de eventos debe realizar una fiesta para unos novios, y ese día hay un incendio en el lugar, el contrato no se cumple por una razón que va más allá de la voluntad y posibilidad de la empresa obligada.

Responsabilidad de una o más personas

Si el incumplimiento se debe a una falta o negligencia de una de las partes, existen mecanismos que contempla el mismo contrato o la ley para exigir el cumplimiento forzado o una indemnización por los daños que se le ha ocasionado a la otra parte.

En el mismo ejemplo anteriormente señalado, si el centro de eventos no realiza la fiesta para los novios el día pactado por una confusión al momento de agendar la actividad, se entiende que ese acto es una negligencia grave y que puede desencadenar la responsabilidad por su incumplimiento.

¿Qué acciones existen frente al incumplimiento de un contrato?

Frente al no cumplimiento de un contrato por culpa o negligencia de la otra parte, existen acciones que resguardan y protegen a la parte afectada. Para eso es importante considerar lo siguiente:

  • Muchos contratos contienen cláusulas donde se pueden imponer multas u otras sanciones en el evento de un incumplimiento. 
  • Existen contratos donde las partes pueden someter la solución de sus conflictos a un arbitraje u otra instancia que no sea judicial.

Con estos dos puntos destacamos que a través de un contrato no sólo se acuerdan las obligaciones de este acto jurídico, sino que también se pueden pactan sanciones o mecanismos de solución de conflictos en caso de incumplimientos.

En todo caso, frente a un incumplimiento de un contrato, la parte afectada puede demandar el cumplimiento forzado o la indemnización de perjuicio ante un juez. Dependiendo del tipo de contrato y la naturaleza de la obligación, será competente uno u otro tribunal.

Por ejemplo, existen tribunales laborales que resuelven materias relacionadas con incumplimientos de contratos individuales de trabajo, así como los tribunales civiles pueden resolver el incumplimiento de un contrato de arrendamiento de un bien raíz o una compraventa.

¿Cómo se puede demandar el incumplimiento de contrato?

Para demandar el incumplimiento de un contrato debes contar con asesoría de un abogado o abogada especializada en la materia. En Total Abogados creemos que la asesoría desde un primer momento es crucial, ya que puedes evaluar la mejor alternativa para tu caso.

De todas formas, para poder avanzar con una demanda por incumplimiento de contrato es muy necesario que el abogado pueda revisar todos los antecedentes del caso, evaluar qué cláusulas del contrato no se cumplieron, y a cuánto asciende el perjuicio para el o la afectada entre otras cosas. ¡Este último punto es clave! 

¿Cómo calcular el monto de indemnización frente al incumplimiento de un contrato?

Frente a una demanda de indemnización de perjuicios por incumplimiento contractual, es importante entender el concepto de daño. Nuestra ley distingue distintos niveles de daño o perjuicio que puede experimentar una persona afectada por el no cumplimiento de un contrato. Revisemos estos puntos en detalle:

Daño emergente

Corresponde al daño que se produce directamente del incumplimiento del contrato. 

Lucro cesante

Se refiere a lo que la parte deja de percibir como consecuencia del incumplimiento.

Daño moral

Se entiende por daño moral la afectación emocional que sufre una persona al verse expuesta a un incumplimiento negligente o culposo de la otra parte. Independientemente de los 3 tipos de daños que hemos revisado, es fundamental poder acreditar estas circunstancias para poder exigirlas como parte de una indemnización de perjuicios.

Conclusiones

Los contratos son convenciones entre las partes para alcanzar ciertos objetivos, cumpliendo con una o más obligaciones.

Es fundamental comprender que frente al incumplimiento del contrato, se pueden generar afectaciones importantes a las partes y que éstas pueden exigir legalmente el cumplimiento forzado o la indemnización de los perjuicios sufridos.

Si te ves enfrentado a esta situación, es importante que puedas buscar asesoría legal especializada y evaluar salidas extrajudiciales o una  representación judicial frente a una posible demanda.

En Total Abogados contamos con un equipo altamente especializado en materia civil y laboral que podrán orientarte para revisar cuál es la salida más conveniente.

Logo TA blanco_-2

Te Asesoramos y representamos ante tribunales civiles

    Compartir articulo:

    Suscríbete a nuestro Newsletter

     

    Encuentra lo que buscas aquí

      CTA