Despido por necesidad de la empresa: puntos claves

Imagen destacada - Total abogados

Índice

En Chile, todos los despidos deben ser por causas que están en la ley, como el vencimiento de plazo,la falta de probidad, el desahucio o la necesidad de la empresa.

La necesidad de la empresa es la razón de despido más utilizada por las empresas, y muchas veces tiene una aplicación más amplia que lo que la ley o las sentencias de los tribunales han fallado.

Esta última situación puede ser riesgosa para las empresas, al verse expuestas a demandas por despidos injustificados, y generar un recargo importante sobre la indemnización por años de servicio.

En Total Abogados, queremos profundizar un poco más en esta causal de despido y mencionar un último fallo de la Corte Suprema que rigidiza esta posibilidad para el empleador.

Primero que todo,

 

¿De qué se trata el despido por necesidad de la empresa?

Es la forma de poner término a la relación laboral fundado en criterios objetivos, tanto técnicos como económicos, que hagan imposible darle continuidad en el trabajo a esa persona que se busca desvincular.

Un criterio técnico podría ser un cambio de giro de la empresa, donde el cargo deje de ser necesario para el funcionamiento de la compañía.

Un criterio económico puede estar asociado a una situación financiera externa o interna que haga imposible mantener la relación laboral con ese trabajador o trabajadora.

 

¿Qué señalan los tribunales al respecto?

Existe un reciente fallo de la Corte Suprema que entrega una interpretación súper estricta de la aplicación de esta causal de despido.
En la sentencia ROL Nº 87.286 – 2021 de 17 de enero de 2023, considera que el despido debe darse solo frente a situaciones graves que den cuenta que “forzosamente” debió adoptar procesos de modernización o de racionalización en el funcionamiento de la empresa, en circunstancias financieras adversas, como bajas de productividad o cambios en las condiciones del mercado.

El fallo señala que la necesidad de la empresa tiene que ser grave, por lo que debe tratarse de una situación tan compleja que ponga en peligro la subsistencia de la empresa y no solamente una rebaja en los ingresos.

La sentencia ha sido muy comentada a nivel nacional, ya que refuerza una postura que complica a muchas empresas.

Es un hecho que la Corte Suprema ha ido rigidizando los requisitos de las necesidades de la empresa, en los cuales la justicia si bien atiende los derechos del trabajador ha desconocido el dinamismo que implica un negocio y las variaciones propias del mercado.

 

¿Qué recomiendan los expertos?

En vista de todo lo anterior, la materia ha hecho reemerger una propuesta que hay entre los especialistas en temas laborales sobre avanzar hacia una indemnización a todo evento para hacer menos conflictivas las desvinculaciones. “Sería muy positivo que hubiera un despido libre y pago de indemnizaciones a todo evento, incluida la renuncia voluntaria.

Usar a la AFC (Administradora de Fondos de Cesantía), cotizar más, para que el pago que haga la AFC sea mayor y de esta forma, si la empresa quiere desvincular a alguien lo haga libremente y el financiamiento para el pago de indemnizaciones por término de contrato lo haya hecho mientras estuvo vigente la relación laboral”, plantean los expertos laborales.

Lo anterior podría favorecer a muchos trabajadores, que no contentos con sus puestos de trabajo, desanimados y sin estímulos, permanecen en estos, sólo por no perder el beneficio de la indemnización por años de servicio, perjudicando al mismo negocio al hacer una labor deficientemente.

Te interesa saber más, agenda una reunión gratuita en el siguiente link

 

    Compartir articulo:

    Suscríbete a nuestro Newsletter

     

    Encuentra lo que buscas aquí

      CTA