¿Cómo procede la suspensión del régimen de visitas?

¿Cómo procede la suspensión del régimen de visitas?

Índice

El régimen de visitas en Chile es un derecho de los hijos a mantener una relación con el padre o madre con quien no viven.

Al tratarse de un derecho para niños, niñas y adolescentes, conlleva necesariamente la existencia de obligaciones para ambos progenitores. Estas obligaciones tienen un fin único y super claro: velar por el bienestar de los hijos.

No hay discusión alguna que mantener una relación saludable y permanente en el tiempo con los padres es muy importante para potenciar el adecuado desarrollo emocional de los hijos. Pero, ¿qué ocurre cuando esta relación resulta dañina o riesgosa para ellos? ¿Es posible suspender este derecho en pos de su protección?

La suspensión del régimen de visitas es una situación excepcional, pero que lamentablemente puede resultar muy necesaria en algunos casos. ¿Cuándo procede? ¿Cómo puedo solicitarla? En Total Abogados resolvemos las dudas más frecuentes en esta materia.

¿Cómo se regula el régimen de visitas o relación directa y regular?

Para regular formalmente la relación directa y regular existen distintas vías. Es fundamental distinguir si los padres son capaces o no de ponerse de acuerdo entre ellos.

Si hay acuerdo

Registro Civil

En este caso, se regula por medio de acta extendida ante un oficial del Registro Civil e Identificación, firmada por ambos y  con un detalle completo de quién tendrá el cuidado personal y cómo se llevará adelante el régimen de contacto con el otro padre. 

Escritura pública

También puede ser por medio de escritura pública otorgada y extendida ante Notario Público con los mismos aspectos ya mencionados.

Mediación

Instancia donde las partes se reúnen  con un profesional que los ayuda a buscar puntos de acuerdo acerca de la forma en que se llevarán a cabo las visitas. En caso de que se logre el acuerdo, se levantará un Acta de Mediación que recogerá los puntos acordados.

Si no hay acuerdo

Demanda en Tribunal de Familia

 Si no hay acuerdo entre las partes se debe presentar una demanda en el Juzgado de Familia correspondiente.

¿Qué obligaciones se le imponen a las partes?

Las obligaciones corren para ambos progenitores. Esto significa que se debe cumplir con el acuerdo o la resolución que fija un régimen de comunicación.

1. Para el papá o la mamá que tiene el cuidado personal

Generalmente, el cuidado personal lo tiene uno de los padres. De todas formas, existen casos en que puede tenerlo otro familiar como un abuelo, abuela o incluso un tercero. 

La ley entiende que quien tiene el cuidado personal debe facilitar las posibilidades para que el otro progenitor mantenga un vínculo con sus hijos.

De esta forma, es un incumplimiento de esta parte el no facilitar, impedir, prohibir u obstaculizar sin fundamento alguno que se lleven adelante las “visitas”.

Para estos casos, existen sanciones que pueden ir desde la compensación de días en favor de la otra parte, multas e incluso arrestos.

Quien no tiene el cuidado personal y ejerce el régimen de comunicación

En estos casos, se entiende que el incumplimiento de quien visita o mantiene un régimen de comunicación con sus hijos es:

  • No presentarse en el día y horario estipulado, sin justificación razonable
  • Presentarse en otros días y horarios a los estipulados
  • Extender injustificadamente el tiempo con sus hijos, sin acuerdo de la otra parte
  • Ser negligente o exponer a los niños, niñas y adolescentes, a situaciones de riesgo o que los afecten física, moral o emocionalmente.

¿En qué casos procede una suspensión del régimen de visitas?

No existe un listado de casos específicos por los cuales se puede suspender o modificar un régimen de visitas. Por otro lado, cada caso es único y se debe evaluar en base a todos los antecedentes posibles. En Chile,  los casos más frecuentes de suspensión del régimen de visitas son:

 

  • Cuando el padre o madre pierde contacto permanente con sus hijos en el tiempo. No los va a buscar cuando se fijó el régimen, no los llama, y no realiza ningún tipo de acto de interés en mantener un contacto.
  • Cuando los hijos son expuestos a situaciones de riesgo, o existe un actuar negligente calificado por parte del padre que ejerce este régimen de contacto.

Por ejemplo: dejar a los niños solos, llevarlos a lugares o instarlos a hacer actividades que representan un peligro o afectan su bienestar emocional.

  • Cuando el padre o madre mantiene conductas de riesgo para los hijos. Como consumo problemático de alcohol y drogas, actitudes que constituyen violencia intrafamiliar, conductas que son constitutivas de delito, entre otras.

En Total Abogados recomendamos a los padres cuidadores que puedan asesorarse por abogados especialistas si presentan sospechas o dudas respecto a la forma en cómo se están llevando las visitas. 

¿Cómo se puede solicitar la suspensión del régimen de visitas?

La suspensión del contacto siempre se va a evaluar caso a caso y lo va a determinar el tribunal.  Para eso, es importante representarse por un abogado o abogada, para que ingrese la demanda o solicitud formal de suspensión del régimen de visitas.

El tribunal analizará los antecedentes y evaluará si procede o no suspender este régimen de comunicación o si lo modifica por una modalidad que pueda resguardar el interés superior de los niños, niñas y adolescentes.

Por ejemplo, si el padre vive con personas que puedan ser potencialmente peligrosas para los hijos, el tribunal puede estimar que las visitas no se realicen en el domicilio del padre, sino en otro lugar que permita resguardar la seguridad de éstos.

De todas formas, en la Comisaría Virtual es posible dejar constancias de incumplimientos u otras situaciones que pueden servir de respaldo frente a una acción judicial. 

¿La suspensión del régimen de visitas es siempre temporal?

En materia de familia, la mayoría de las acciones tienen el carácter de temporal. La razón de fondo es que las dinámicas familiares varían en el tiempo.

Lo mismo ocurre con el régimen de relación directa y regular. Si las circunstancias que se tuvieron a la vista para suspender o modificar el régimen cambian, las partes de común acuerdo o el tribunal podría evaluar esta alternativa.

Es importante tener en consideración que la suspensión de un régimen de comunicación es una situación excepcional. El tribunal siempre va a instar por el interés de los hijos y la importancia de mantener un vínculo estable y sano con sus padres u otras figuras significativas.

Conclusiones

La relación directa y regular es un derecho de los niños, niñas y adolescentes de mantener un contacto permanente y estable en el tiempo. Al regular formalmente este régimen, cada padre puede entender cuáles son sus obligaciones y responsabilidades para con sus hijos.

Suspender este régimen sólo puede decretarse por el tribunal frente a situaciones graves que pongan en riesgo el bienestar, la salud y la integridad  de los hijos e hijas. Si el padre o madre que tiene el cuidado personal considera que este derecho afecta negativamente a sus hijos, recomendamos buscar asesoría de abogados especializados en materia de familia.

En Total Abogados acompañamos a muchas familias a determinar un correcto régimen de comunicación y contacto con sus padres, así como evaluar y solicitar su suspensión si existen antecedentes graves y que afecten a los hijos.

    Compartir articulo:

    Suscríbete a nuestro Newsletter

     

    Encuentra lo que buscas aquí