¿Qué es el autodespido o despido indirecto?

autodespido

El autodespido es el procedimiento para poner término a la relación laboral con derecho a indemnización, en aquellos casos en que es el empleador el que ha incurrido en causales de término que les son imputables.

¿Quién es el que impulsa el autodespido?

Es el trabajador el que debe iniciar este procedimiento de término de la relación laboral

¿Cómo se procede en este caso?

Para poder autodespedirse, el trabajador deberá efectuar una comunicación por escrito a su empleador, con copia a la Inspección del Trabajo respectiva. En esta comunicación deberá indicar las causales y los hechos en los que se basa.

¿Puede el trabajador demandar en los casos en que haya hecho uso de este mecanismo?

Sí, el trabajador podrá demandar y tendrá un plazo de 60 días desde la terminación de los servicios. En caso de que haya presentado un reclamo ante la Inspección del Trabajo, ese plazo se amplía a 90 días.

¿Cuáles son las causales que puede invocar el trabajador?

Las causales que puede invocar son conductas graves del empleador, como:

  • Falta de probidad
  • Acoso sexual
  • Maltrato físico
  • Injurias
  • Conducta inmoral
  • Acoso laboral
  • Actos u omisiones que afectan a la seguridad o salud de los trabajadores
  • Incumplimiento grave de las obligaciones del empleador

¿A qué da derecho el autodespido o despido indirecto?

En los casos en que el trabajador pone término a su contrato de trabajo mediante la figura del despido indirecto o autodespido (artículo 171 del Código del Trabajo) y obtiene sentencia favorable, tiene derecho a percibir la indemnización sustitutiva de aviso previo y la indemnización por años de servicio, en caso de que corresponda.

Adicionalmente:

En caso de que la causal invocada sea de las que establece el artículo 160 N° 1 del Código del Trabajo, esto es, falta de probidad, conductas de acoso sexual, vías de hecho, injurias, conducta inmoral que afecte a la empresa donde se desempeña, conductas de acoso laboral. La indemnización puede ser aumentada en un 80%.

– Si las causales son las establecidas en el artículo 160 N° 5 del Código del Trabajo, esto es, actos, omisiones o imprudencias temerarias que afecten a la seguridad o al funcionamiento del establecimiento, a la seguridad o a la actividad de los trabajadores, o a la salud de éstos. La indemnización puede ser aumentada en un 80%.

– Si se trata de las causales establecidas en el artículo 160 N° 7 del Código del Trabajo, esto es, incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato. La indemnización podrá ser aumentada en un 50%.

Es importante tener presente que, si el despido indirecto es de una cuantía igual o inferior a diez ingresos mínimos mensuales ($326.500.-), se aplican las normas del procedimiento monitoreo, lo que significa que, previo al inicio de la acción judicial se debe interponer un reclamo ante la Inspección del Trabajo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *